Visitanos en
Hojas de ruta

10 Parrillas: ricas & baratas

Publicado el 22/09/2009

Fotos
Tamaño de texto
Compartir

El asado, las fritas, la mixta, el vino: una postal de las queridas parrillas argentas. Glam Out recorrió las calles, probó asados y entrañas, y te recomienda diez parrillas económicas. donde encontrás buena comida, clima amigable y precios que no te dejan sin aliento.



Para todo argentino que se precie, algo está claro: los fuegos y las carnes son quizás nuestro centro de cultura gastronómica, folklore reivindicado en todas las clases sociales, en todos los barrios de la ciudad, y todos los días del año. Pero, en la última década, el mapa de parrillas se complejizó. Mientras que en los ’80 todas tenían un perfil popular, simple y familiar, tras el boom gastronómico palermitano aparecieron parrillas fashion, turísticas o exóticas. Hoy, ciertas parrillas cobran hasta $300 por persona, mientras que en otras se gasta $30. Mil por ciento de diferencia es mucho, muchísimo, y esconde un misterio insoluble sobre cómo se arma esta espiral de precios.
Pero en esta nota no buscamos resolver el misterio, sino destacar las parrillitas de bajo precio (entre $30 y $50 por persona), las reas o populares, simples, muchas veces desprolijas o sin el mejor servicio, con un ambiente humeante y sin decoración alguna. Esas que vas después de jugar al futbol con tus amigos, un domingo al mediodía a recomponer fuerzas después de una noche larga. Las que espías la grilla antes de elegir el corte de carne que vas a pedir. Las que vas cuando es fin de mes y andas casi sin plata. Las que te dan de comer a las 3 de la mañana, que no te ofrecen ensalada de rúcula pero sí de radicheta. Las que entronizan a las papas fritas provenzal y no al puré rústico. Las que estuvieron, están y estarán.

Una lista, un llamado
En la elección de estas parrillas surgen algunos problemas. El primero es que seguramente cada uno tengo una parrillita escondida, en un andén de estación de tren (como la de la estación Luis María Saavedra), en una esquina escondida o a la vera de una ruta. El segundo es que la pulcritud no suele ser el fuerte de algunas; no son el lugar de una cena romántica ni donde vas a pedir una copa especial para tu vino. El tercero es que la calidad puede variar de un día al otro; un día es buena la tira, otro el bife de chorizo. Y la cuarta es que el servicio puede ser errático, desde la buena atención del prolijo mozo de Los Nietos, a mozos que tardan siglos en llegar, traen vasos sin brillo y olvidan alguno de los pedidos.
Debe haber miles de parrillas, populares y anónimas, en Buenos Aires. Nuestra selección es una primera lista, a la que te invitamos sumar la tuya. Comentá debajo de esta nota, o participá del foro: ¿ cuál es tu mejor parrilla nacional & popular? Un listado que todos queremos tener en la agenda.

El 22
Todavía se recuerda la fama y el prestigio que acumuló durante años el 22 en la esquina de Guatemala y Humboldt. Hoy, ese lugar lo ocupa Soberbia 22, un engendro raro que solo logra hacer extrañar el anterior local. Pero el verdadero 22 se ha desdoblado en varios locales, algunos más concurridos que otros, pero todos con un mismo espíritu popular. El de Carranza es simpático, pero el local no es muy atractivo. En cambio, el de Jufré es simple, amigable y tiene una vereda amplia y fresca para las noches de calor. El resto es historia conocida: buena entraña, papas fritas provenzal para acompañar, chinchulines correctos y rica provoleta. Todo además de uno de los más contundentes flanes con dulce de leche y crema que se tenga registro. Siempre es mejor asomarse a la parrilla y tantear qué luce más atractivo. Llegá temprano o bancate la espera.
Jufré 1085, tel.: 4775-8608

La Gran Hollywood
Supo ser La Luli, cuando la original se instaló en pleno Palermo Hollywood. Luego una pelea societaria le arrancó el nombre y la entronizó con el nombre de la ciudad de California a la que refiere esa parte de Palermo. Aunque no se ven las aglomeraciones de gente que tuvo en sus primeros meses, aún mantiene una convocatoria nutrida y fiel. Bien los cortes de carne tradicionales, correcta la tabla de achuras y unos interesantes chivitos estilo uruguayo en carta. En las noches de calor las mesas de la vereda son las más solicitadas. A llegar bien temprano, o bien tarde. El cierre es bien entrada la noche.
Bonpland 2205/7, tel.: 4776-6687, www.lagranhollywood.com.ar

La Luli
Esta es la original, la que nunca desapareció ni cambió su nombre, la que en un momento pareció quedar eclipsada por la apertura de su doble en Palermo pero nunca perdió su fama. Queda en la esquina de Juan B Justo con Aguirre, posee barra para comer un choripán, y parrilla a la vista. Abre a la mañana y cierra a las tres de la madrugada, con delivery hasta pasada la medianoche. Un tip: ofrece uno de los mejores sándwiches de bondiola del barrio. Todo esto es La Luli y por cada una de estas razones hay que conocerla.
Juan B. Justo 2200, tel.: 4899-0540 / 4773-5708 / 4773-2817

Lo de Charly
¿Querés una parrilla barata y popular? ¿Querés una parrilla que esté abierta las 24 horas? ¿Querés una parrilla llena de gente y con ambiente divertido y reo? ¿Querés una parrilla con variedad de cortes? ¿Querés una parrilla con tenedor libre? ¿Querés una parrilla con delivery? ¿Querés una parrilla en una esquina clave en Buenos Aires, siempre accesible para llegar a cualquier hora? Bueno; tu lugar es este. Lo de Charly ya es un clásico casi mítico en la zona, mezcla de grupos de jóvenes, parejas, amigos, familias, tacheros y noctámbulos. Una fauna diversa, atractiva, fervorosa, en cada una de las horas del día.
Av. Álvarez Thomas y Donado, tel.: 4553-0882, www.parrillalodecharly.com.ar

El Barril
Pequeño local con mesas en la calle (unas mesas y sillas bastante feas, por cierto), carteles de neón, la parrilla a la vista desde la vereda (sirve para espiar antes de entrar a ver qué sale ese día) y un cartel en la calle que anuncia que las promociones son "un lujo!". Para las noches de verano, ambiente animado, buenos los cortes clásicos y servicio informal pero atento. Abre también al mediodía.
Apolinario Figueroa 241. Martes a domingo de 11 a 15.30 y de 19.30 al cierre.

Las Cabras / Las Cabritas
En el principio fue las Cabras, y el éxito fue y es tan descomunal que tuvo crías: las Cabritas. Una en Palermo, la otra en Cañitas. Mesas de madera, sillas de mimbre pintadas de rojo, clima cálido y juvenil, variedad en tablas de carme, pero también cazuelas, ensaladas y algunos platos de la casa. Se ha transformado en un punto de encuentro en Palermo, un ejemplo de que si un lugar logra calidad razonable, muy buen precio y un ambiente atractivo, el éxito está muy cerca. No te llenes de carne, los postres están bien para cerrar la cena.
Fitz Roy 1795, tel.: 5197-5301 / 5301-5303
Migueletes 840, tel.: 4776-6760 / 4779-2666

El Desnivel
Esta parrilla fue, varios años atrás, el secreto mejor guardado de los vecinos de San Telmo. Luego, se comenzó a hacer conocido por porteños que visitaban el casco histórico. Luego, por turistas con guías de BA bajo el brazo. Y, finalmente, el éxito la inundó como lo hace la marea con el delta cuando hay sudestada. Sin embargo, poco ha cambiado en la propuesta, y sigue siendo una buena opción para una cena con amigos. Conviene evitar los fines de semana, días en explota de gente. Hay quienes reclaman que los mejores días de esta parrilla quedaron en el pasado; sin embargo, su brillo continua fuerte en el barrio.
Defensa 855, tel.: 4300-9081

El Salteño
Esta parrilla al paso está en una ubicación rara, algo escondida donde termina Villa Crespo y empieza a dibujarse la zona de Warnes y Parque Centenario. Ubicada en una esquina, en la puerta un papel explica varios términos y expresiones salteñas para los llegados por primera vez. Dentro, una pequeña parrilla a la vista permite asomarse a ver qué sale cada día. Ofrecen cerveza Salta (muy rica), para acompañar las carnes, y quienes quieran algo típico, pueden elegir humitas o tamales.
Apolinario Figueroa 101. Martes a domingo de 10 a 24.

Los Nietos
El local es pequeño, con una barra coronada en lo alto por un cordón de botellas, una parrilla prolija y dos encargados de sacar las carnes asadas. Pero lo pequeño (unas cuatro mesas) se amplia en la vereda, con una carpa colorida que podría ser de circo o de playa. Muy buenas costillas de cerdo (salen con papas fritas), parrillada para dos por menos de $50, matambre con rusa o sardinas en aceite para empezar picando. La carta cierra con un texto de Mahatma Ghandi, mientras los mozos saludan a los clientes con familiaridad. Puro sabor de barrio.
Honorio Pueyrredón 1695, tel.: 4856-7100

La Antigua Querencia
Entre Parque Centenario, Almagro y Caballito, esta esquina da de comer a los tres barrios. Pequeña, cálida, con un clima familiar agradable, las mesas en la vereda son el mejor lugar para esta primavera. Salen la parrillada clásica y especialidades de la casa, como el matambre a la pizza o minutas en porciones abundantes. Las noches suele llenarse. Andá con tiempo o con paciencia.
Yatay 602, tel.: 4861-4502
Escrito por: MARTIN AUZMENDI
 
 

Dejá tu comentario

Dejá tu comentario:
Avisarme respuestas
Compartir en 
Importante: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Comentarios

 
Agenda Glam Out
julio 2014
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31