Argentina
México
España

 

Restós13/07/2018

Shawarmas, tragos y cerveza, lo nuevo de Hola! Siniór

Parada obligada en la transición entre Palermo Soho y Hollywood, la genial casa de shawarmas Hola! Siniór crece en superficie y propuesta. A tono con el boom cervecero y buscando ofrecer un espacio más cómodo a sus comensales, acaba de inaugurar su nuevo local. Un hit del barrio de moda, que sigue ofeciendo uno de los mejores shawarmas de la ciudad pero acompañados desde ahora con tragos, cerveza Patagonia tirada y dj´s en vivo.

Instalado como una referencia en la zona, tanto por su conveniente ubicación en el polo de los boliches de moda como por su exquisita propuesta de shawarmas, Hola! Siniór vá por más. Entendiendo que los tiempos van cambiando y que el boom por las cervecerías llegó para quedarse, el local creado en el año 2010 acaba de aggiornar su propuesta mudando su sede para ampliar su salón y su carta de bebidas.

El nuevo espacio se ubica en la propiedad contigüa de donde siempre estuvieron y suma un cómodo salón que invita a disfrutar del lugar más allá de sus omnipresentes shawarmas, que están sin dudas entre los mejores de la ciudad. Y es que Juan Martín Vigarelli, su dueño, es un referente de la gastronomía armenia, donde esas torres de carne humeantes como las que custodian las puertas de su local forman parte del paisaje. Creador del mítico restaurante El Manto, hoy ya en otras manos, supo condensar lo mejor de aquella cocina ancestral en una propuesta de comida al paso mucho más informal y contemporánea. Sólo le faltaba un local acorde con lo que sus sabores proponían.

Lo bueno de siempre

La propuesta central de Hola! Siniór siguen siendo los shawarmas. En sus variedades de carne vacuna, cerdo, pollo y cordero, junto con varios aderezos y acompañamientos a elección, resultan una alternativa super práctica, económica, sabrosa y abundante.

Salen en combo con cerveza tirada Quilmes a $150 o Patagonia $175, y con la posibilidad de sumar papas fritas en ambas opciones, quedando en $180 y $195 respectivamente. Unos extras que se les pueden agregar son el queso cheddar para las papas o el hummus al shawarma, ambos a $20 cada uno.

Y atento que hay Happy Hour de 18 a 21hs: en ese horario se pueden pedir 2 pintas de cerveza Patagonia tirada más un shawarma por $200.

Estos mismos combos pueden venir con Sandwich de Falafel como opción vegetariana, donde una tradicional pasta de garbanzos bien especiada reemplaza a las carnes. Tanto estos últimos como los shawarmas pueden pedirse solos por $120 cada uno.

Para quienes deseen picotear, de la barra salen unos tradicionales Borek de Queso ($50), que son unos triángulos de hojaldre relleno de quesos y semillas, así como el clásico dip de medio oriente, el Hummus ($60) que viene con unas rodajas de pan pita para untarse mientras se bebe una rica cerveza con amigos. La carta de platos salados se completa con unas empanadas de carne, tanto abiertas como cerradas, y de verdura con queso, todas a $50 cada una.

A la hora de los dulces, la propuesta de la casa son unas exqisitas especialidades armenias tales como Baklavá, Finikla y Deditos de Nuez, todas a $50 la unidad. Un dato clave para entender el porqué de estos postres y la calidad con la los elaboran es saber que las recetas que utilizan respetan la tradición familiar de Juan Martín, fundadores de la reconocida Confitería Armenia, en la cuál sus padres se criaron.

Lo nuevo

Si bien Hola! Siniór se supo posicionar con inteligencia como una parada para recargar energías, tanto durante el día para quienes necesitan hacer un corte en su jornada laboral como por la noche, para los noctámbulos que invanden una de las cuadras más transitadas del barrio, el momento de evolucionar y ampliar la propuesta les estaba llegando.

Sin abandonar su fortaleza, la de servir uno de los mejores shawarmas de la ciudad, hoy se están convirtiendo en un lugar donde ir a quedarse antes que de seguir de largo (claro que la opción de comer al paso sigue tan firme como siempre). El crecimiento viene tanto por el lado de la barra de tragos como por la propuesta musical, que se propone convertirlos en el mejor lugar para la previa así como para el post boliche.

Por el lado de los tragos, las propuestas son simples pero económicas y abundantes. Y todas elaboradas con bebidas de calidad. Es así como en la carta de tragos encontramos varias opciones a $100, todos servidos en pintas: Fernet Branca con coca, Campari Orange, Smirnoff Orange, Jager Cola, Beefeater Tonic o Bacardi Cola. Subiendo un escalón, por $150 aparecen varias alternativas de Speed combinado con Smirnoff, Jagermeister, Whisky Jhonny Walker Red Label y Espumante Nieto Sennetiner en botellita de 187ml.

Por el lado de las cervezas, la oferta es aún reducida pero prometen que irá creciendo, ofreciendo por el momento tanto Quilmes Clásica como cuatro variedades de Cerveza Patagonia, todas con su propia canilla.

La programación musical sigue el pulso que le imprime el barrio, activando un roadster de diferentes dj´s las noches de los viernes y sábados, desde las 22hs y hasta pasadas las 2am. También tienen en programa sumar proximamente dos tardes/noches de after office, los días miercoles y jueves, con propuestas promocionales en shawarmas y bebidas.

En su local anterior ya se está cocinando una nueva propuesta con la que ellos tienen todo que ver y que pronto verá la luz bajo el sugestivo nombre de HAMBRE. Prometen que de allí saldrán unas de las mejores hamburguesas de la ciudad. Y viendo lo que han logrado con sus sandwiches de medio oriente, habrá que creerles.

Una esperada evolución que el barrio recibe de brazos abiertos y que merece hacer una pausa para ir a conocerlos. Y una vez allí, quedarse a ver como evoluciona la noche, mientras nos vamos convirtiendo en parte de ella.

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !