Argentina
México
España

 


Etiquetas25/09/2017

Lagarde presenta su primer gran Malbec de altura

La genial bodega mendocina de las hermanas Sofía y Lucila Pescarmona acaban de presentar su Primeras Viñas Malbec 2015, reforzando la apuesta por lograr grandes vinos en las alturas del Valle de Uco. Se amplía así una de sus líneas más interesantes, donde la centenaria bodega muestra su costado más explorador y aventurero.

Comandada enológicamente por Juan Roby, Bodega Lagarde acaba de lanzar al mercado local el primer gran Malbec de altura proveniente de su Finca Aguas Verdes, ubicada a 1400mts de altura en la apelación Monasterio* (aún pendiente de aprobación) de la localidad de Gualtallary. El mismo forma parte de una línea de vinos en la cuál la bodega se permite un mayor espíritu aventurero, y en el que acumula de años de experiencia y ensayos en distintos terruños del Valle de Uco. Específicamente en Gualtallary, región de la cual se enamoró Sofía con la visión y búsqueda de elaborar partidas de diferentes viñedos.

Esta cosecha es la primera interpretación en conjunto de Juan Roby y Sofía de este viñedo. Es un Malbec con un salvajismo natural y austero que viene de una viña bendecida con su suelo. La añada 2015 obtuvo 94 puntos de la prestigiosa publicación internacional The Wine Advocate de Robert Parker.

“Primeras Viñas es el resultado de buscar y potenciar la mejor expresión de los suelos de Mendoza. En Gualtallary, Monasterio específicamente encontramos electricidad, frescura, y elegancia. Nos apasiona entender mejor la tierra y mostrar todo su potencial. El camino recién comienza.” Sofía Pescarmona

FINCA AGUAS VERDES

Ubicada a 1400 mts. de altura esta finca es el nuevo proyecto de Sofía, quién lo trabaja desde hace varios años. Fue adquirida en el año 2011 en un lugar estratégico y mágico. Le entusiasma conservar parte de la finca como reserva de la flora y fauna nativa, trabajándola con métodos de agroecología. Busca alejarse del criterio de eficiencia de la agricultura como el monocultivo y crear un ecosistema sustentable donde los jardines de flora autóctona ocuparán entre el 30% y el 40% de la totalidad de hectáreas de la finca. También están en proceso de creación corredores biológicos y se ha estudiado en profundidad con la Universidad Nacional de Cuyo la flora autóctona para no depredarla.

Ambas parcelas de donde proviene este Malbec totalizan 1.1 hectáreas. Están compuestas por suelos aluvionales muy pobres en fertilidad, arenosos y franco-arenosos con presencia de canto rodado combinado con los subsuelos de calcáreo, limo y arcilla desde 20cm a 60cm de profundidad que ayudan a canalizar la expresión vibrante de este vino. Este sector del viñedo fue plantado en el año 2005 sobre pie franco y manejado mediante técnicas de viticultura de precisión.

El vino

Primeras Viñas Malbec Gualtallary 2015, tuvo un añejamiento en una cuba de roble de 4.200 litros que respetó el vino de tal modo, donde la presencia de madera no se interpone a su frescura, la que se mantiene bien al frente, así como su estilo directo y bebible. Una pizca de Petit Verdot acompaña en su composición, acentuando aún más su caracter refrescant.

En nariz predominan las notas florales, tan propias del valle y sus alturas. En boca aparece su carácter mineral, y una agradable acidez que le dá vibra y lo vuelve muy bebible.

Como describe Juan Roby a este vino, “me gusta que en boca los taninos están marcados con una rusticidad que raspa apenas con astringencia y no molesta, al contrario, ese agarre en el paladar me vuelve loco, lo hace muy interesante transmite frescura, es "tenso" y largo con buena acidez. Es lo que para mí es la "mineralidad" que da el calcáreo en la altura de Gualtallary”. Si él lo dice, habrá que escucharlo.

Se consigue en principales vinotecas a un precio sugerido de $950.

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario