Argentina
México

 

Propuestas14/06/2015

La guía Tracker por los mejores platos para el frío

Finalmente llegó el frío tan esperado. Nos ponemos las bufandas, subimos la calefacción del Chevrolet Tracker y recorremos los restaurantes de la ciudad a través de sus platos más invernales. Para combatir las bajas temperaturas, no hay nada tan efectivo como una deliciosa comida caliente.

Guisos y sopas en Mimí

Nos gusta Mimí, en pleno barrio de Belgrano. Nos gusta su falta de pomposidad, su estética relajada y su propuesta de cocina a precios amigables. Ahora lanzaron menú de mediodía para sábados y domingos, algo poco usual y muy bienvenido. Pero lo mejor es que este menú se lleva de maravillas con los días más fríos del año. Por $190 empezás con una sopa (elegí entre la otoñal de zapallo y croutones o la súper invernal de cebollas gratinée). Luego, un clasico francés, el boeuf bourguignon, una suerte de guiso de carne con papas y champignones. Se termina más arriba, con un pie de limón. El valor incluye además agua o gaseosa y café o té final. Impecable. Arcos 2023. Reservas al 4781-1530.

Risotto en el Tigre

Muchas veces se cree que el Tigre es un destino veraniego, pero lo cierto es que también tiene muy buenas excusas para ir de visita todo el año. Por ejemplo, el flamante menú de otoño invierno con noches de jazz en vivo que ofrece Il Novo María del Luján, todo con vista al río. La idea de este restaurante es unir cocina mediterránea con los sabores del Delta, y esto se traduce en un menú (mediodía y noche) que incluye un bebida sin alcohol o copón de vino y distintas opciones de entrada, plato y postre. Nos gusta por ejemplo empezar con berenjenas al horno con jamón y queso, seguir con risotto de tres hongos (la bondiola a la cerveza negra no se ve nada mal) y terminar con un calórico creppe de dulce de leche. Sale $280 por persona y si es viernes o sábado a la noche aprovechás y escuchás jazz en vivo. Paseo Victorica 611 (Tigre), reservas al 4731-9613.

Molleja y champignones en la cantina francesa

Los franceses, en su versión más campesina, saben de qué se trata un invierno duro que se combate a fuerza del calor de las ollas. Y en Buenos Aires, quien mejor representa estos sabores galos que escapan al glamour parisino es, sin dudas, Brasserie Petanque, el maravilloso restaurante de San Telmo que anda festejando sus diez años de enérgica vida. El menú es amplio (además, el día 10 de cada mes, durante todo este año, ofrecen una noche especial con menú de pasos por su aniversario, chequealo en su Facebook https://es-es.facebook.com/pages/Brasserie-Petanque/131035276945972). Podés empezar con un paté rústico o una sopa de cebolla que llega con el pan por encima, repleto de buen queso gratinado. Luego, confit de pato, o un vol-au-vent de mollejas y champignones, o el genial gigot de cordero... Y para terminar con fuego, un crêpes suzette flambeado a la vista. Defensa 596. Reservas al 4342-7930.

Sopa para todos y todas

Meme Sopa&Roll es un pequeño y flamante local, que abre sólo de mediodías, con una propuesta especializada en sopas (en realidad, hacen tanto sopas como rolls, pero para esta recomendación nos interesa la primera parte). Un incandescente Borsch de remolacha, papa, tomate, limón y croquetas de carne, una Vichysoisse (en versión caliente) de puerro, papa, apio y cebolla caramelizada, entre muchas más opciones, todas servidas en preciosos cuencos artesanales, por apenas 40 a 50 pesos la porción. Gorriti 5881. Reservas al 4770-9234.

Cordero latino

La cocina peruana tiene como uno de sus baluartes el veraniego ceviche, pero hay mucho más en la cultura del país vecino que pescado crudo y picantón. Como buena región andina, en Perú saben lo que es el frío, y saben también cómo combatirlo. Una buena idea es apuntar al clásico El Rey, en el barrio de Abasto, y apostar a las sopas que ofrecen, como el caldo de gallina. Luego, entre principales, es delicioso el guiso de cordero con cilantro y ají amarillo, pero esto es apenas una muestra: El Rey ofrece un menú peruano tradicional repleto de geniales platos para el frío. Agüero 457. Reservas al 4867-3233.

La bendita polenta

Imposible no sumar un restaurante italiano a esta lista, y para eso una gran opción es el clásico del Microcentro, Filo, un especialista en platos tradicionales de la península. Filo es un restaurante que supo marcar la cancha del buen comer -y del mejor pasarla- en los 90s, con una fuerte impronta artística y renovadora. Y si bien la carta es kilométrica, con decenas de excelentes opciones (desde la pizza a la pasta, de las carnes a los pescados) para el invierno nos quedamos con su polenta. Sea en la versión clásica, servida acompañando un ossobuco al Malbec que se deshace en la boca; o en una única polenta bianca grillada que sale con bacalao noruego. San Martín 975. Reservas al 4311-0312.

Locro y más allá

Y sí: en medio de festejos patrios, ya dejando atrás el 25 de mayo pero a la espera del 9 de julio, el invierno reclama sus platos típicos nacionales y regionales. Por eso, durante todo junio, la cocinera Tabares recibe en el restaurante Raíces con locros, carbonadas, pastel de papa y postres como arroz con leche, queso y dulce y flan casero. Una panzada de argentinidad en sus distintas versiones y para todos los gustos. Platos de largas cocciones, de sabores concentrados, que se sirven humeantes, y que reclaman su copa de vino tinto. Maravilla. Crisólogo Larralde 3995. Reservas al 4541-4927.

Glam Out

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !