Argentina
México
España

 

Restós01/02/2015

Comer en UCO

Llegan aires de renovación al restó del Fierro Hotel Buenos Aires, con el desembarco de UCO. Platos para compartir, una ambientación más cálida y la llegada del irlandés Edward Holloway a los fuegos, marcan el regreso de uno de los lugares más lindos de la ciudad para ir a comer. Y lo más importante: la comida es rica, sabrosa, y a precios amables.

UCO es la nueva propuesta de los hermanos Rosberg para el espacio en el que supo brillar HG Restó hasta el año pasado. Martin, como cabeza del hotel del cuál forma parte el restaurante y Andrés, como alma mater de su propuesta de vinos, siendo él presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers y vice de la Asociación Internacional de Sommeliers.

El lugar

Con la agradable omnipresencia de la madera en pisos, paredes y mesas, propone un ambiente cálido, natural y descontracturado, que anticipa lo que se propone desde la cocina: platos de sabores simples, muchos de ellos para compartir, apoyados en la calidad y elaboración casera de sus insumos y preparados. Desde la leche orgánica con la que se produce el yogurt para los brunch y desayunos, los fiambres y las truchas que se ahuman en el mismo restaurante, hasta las salchichas que son elaboradas por la reconocida carnicería foodie Proveduría Piaf, siguiendo la receta y caprichos del chef.

“Se trata de una cocina sin ego: fresca, rica, con buenos productos, pensada para ser disfrutada y no descifrada. Si bien utilizamos técnicas súper modernas, no es una comida rebuscada. Hacemos una fuerte apuesta a los platos para compartir, para convertir la experiencia en un momento lúdico, más descontracturado e informal”, sostiene Edward Holloway, chef a cargo de UCO.

Ed estudió la carrera de cocinero profesional en su Irlanda natal, para trabajar luego en Europa y Argentina. Durante siete años llevó adelante Butterfly, un pequeño restaurante ubicado en Bariloche, a orillas del lago Nahuel Huapi, que obtuvo en 2012 el reconocimiento de Trip Advisor como el mejor restaurant de la Argentina. Se desarrolló profesionalmente también en otros restaurantes europeos con estrellas Michelin y en establecimientos certificados con la prestigiosa distinción “Relais & Chateaux”.

Los Platos

Del menú degustación nos gustó mucho la tabla Fiambres de Fierro, todos ahumados in situ por Ed, así como la Acelga rellena, mollejas y hongos portobellos, y finalmente el Lechón crocante, cocido 18 horas, que viene con puré de remolacha, mostaza casera y vegetales de estación. Delicioso. Estos platos se sirven por la noche, en un menú que consta de 7 pasos, a $ 470 ($250 extra con maridaje de vinos, todos muy bien pensados por Andrés, y que van cambiando a diario).

Una muy buena opción si vas de a dos es pedir el menú “Sharing is Caring”, donde te vienen seis platos (que podés elegir entre ocho opciones), todos para compartir y que sumando agua y una copa de vino por persona, redondea los $400 en total (sí, por $200 por persona aún se puede salir a comer muy bien en BA. Sólo al mediodía).

Si preferís disfrutar UCO en su versión más diurna, tenés dos propuestas igualmente atractivas: por un lado un menú ejecutivo de dos o tres pasos, que incluye agua y una copa de vino por $200 y $250 respectivamente. Y el famoso brunch, que se sirve a diario, de 12:30 a 14:30, e incluye desde café, pain au chocolat, fiambres ahumados y yogur orgánico casero, hasta la salchicha de Piaff, sumado a la infaltable copa de Extra Brut, a $260 por persona.

Lo sabemos, no es lo mismo que viajar al Valle de Uco, de donde proviene su nombre y su esencia, pero salvando la distancia que lo separan del oasis mendocino, sin dudas te transmitirá por un rato toda su magia y tranquilidad, trayéndote una buena parte de sus logrados sabores. Un viaje que vale la pena hacer, sin tener que cruzar la General Paz.

Uco

Soler 5862 / Reservas al 3220-6800

Abierto todos los días, mediodía y noche.

Javier Menajovsky

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !