Argentina
México
España

 

Restós15/06/2014

Roux: la gran apertura

Luego de 18 años comandando los fuegos en Oviedo, uno de los restaurantes emblemáticos de la ciudad, Martín Rebaudino decidió apostar por el lugar propio. Roux, su nuevo proyecto, es una de las mejores noticias en lo que va del año para los amantes de la buena gastronomía.

La decoración, sobria y elegante, acompaña de manera armoniosa. Mesas revestidas con manteles de hilo, sillas de madera cómodas y piso de parquet, todo enmarcado por amplios ventanales con mucha luz natural. La cocina a la vista, un reloj colgante con números romanos, lámparas de techo que iluminan pero no invaden y fotos de los inicios gastronómicos de Martin junto a su familia en la Cumbre redondean un ambiente sobrio y cálido a la vez. Un lugar donde queda claro cuál es el fin principal. Comer. Mejor dicho, comer muy bien.

Si bien la carta tiene opciones para todos los gustos, Rebaudino es un maestro en el arte de cocinar pescados y mariscos. Si el plan es romántico o sencillamente te gustan, podés comenzar por un par de ostras($22 c/u), fresquísimas, servidas sobre hielo, recién abiertas. El Griviche(ensalada de cous- cous y mariscos, $110) es un preparación simple muy bien ejecutada, con un punto de cocción perfecto de los chipirones y langostinos.

Un plato para destacar, que no vas a encontrar en cualquier lado, es la trucha que se sirve en Roux ($140). La diferencia la hace su tamaño, mucho más grande que la usual, apenas sellada por fuera y tibia en el interior, de una textura perfecta. Para los carnívoros, hay un ojo de bife, hay cordero, hay jabalí e incluso una codorniz rellena. Un par de risotti y pastas rellenas completan una carta breve pero muy bien balanceada. Todo culmina con postres delicados, para nada empalagosos, y muy buenos helados artesanales. Otra opción es pedir un plato de quesos ($145/$75) con una copa de Malamado.

Rebaudinho aprendió muchas cosas de Oviedo. Y un buen ejemplo es la carta de vinos, que acorde al tamaño de su lugar, suma algunas perlitas a muy buen precio, como el Hulk Semillón ($100) o el Coquena Torrontés($80), además de grandes etiquetas para ocasiones especiales, amalgamadas con bodegas pequeñas y etiquetas por todos conocidas.

Pocos cubiertos (34), presencia constante del chef, mercadería de primera y puntos de cocción muy cuidados confluyen en Roux. Y lo erigen como un templo del buen comer.

Roux
Peña 2300
Sólo con reserva previa: 4805-6794
Martes a domingos de 12.30 a 16; de 20 a 2

Sebastián Laffaye

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario

TOP DE NOTAS !