Argentina
México
España

 


Bares & Barras27/04/2013

Flores en el Atlántico

Es probable que lo hayas oído nombrar, al menos como rumor: a tres meses de abrir, Florería Atlántico está instalado en lo mejor de la noche porteña. Florería de día, bar de noche, 100% personalidad. Mix de estética trash, parrilla y tragos en el barrio más aristocrático.

Si pasás al mediodía, la vidriera te recibe con flores, vinilos e incluso vinos, todo a la venta. Ése es el rostro diurno de Florería Atlántico. Pero al modo de Jekyll y Hyde, esta faceta esconde detrás (mejor dicho, debajo) otra muy distinta. Porque cuando los relojes marcan las siete de la tarde, Florería Atlántico se metamorfosea. Y se convierte en uno de los mejores bares de la ciudad.

Para encontrar el bar, hay que entrar a la florería, pasar una puerta frigorífica, bajar unas escaleras y llegar así al subsuelo. Los que conocen la zona, recordarán que aquí estuvo L'Abeille, pero los cambios son tantos que difícilmente reconozcan aquel viejo local.

100% actitud
En todo el lugar se respira "actitud". Con esto queremos decir que acá no hay estrategias de diseñadores, no hay imitaciones ni emulaciones. Este bar nace de los caprichos y cabezas de sus dos dueños, Julián Díaz y Tato Giovannoni. El primero es nada menos que el mismo dueño de 878, ya una garantía de calidad. El segundo es el reconocido bartender argentino, uno de los responsables de que la coctelería nacional haya cambiado tanto -y para bien- en la última década y media.

Así, Florería mezcla una elegante barra de 18 metros con paredes descascaradas y dibujos de seres mitológicos hechos en carbonilla por el propio Tato. El local tiene forma de chorizo, con butacas altas para sentarse junto a los bartenders y mesas pequeñas para cenas en pareja o amigos. En horario pico, el ambiente incluye mucha gente parada y genial música(muchas veces con dj y amigos en vivo) por los parlantes.

Beber y comer
El bar es más que apariencia. Y en Florería Altántico lo saben: aquí se come y se bebe de maravillas. Los tragos llevan la firma de Tato, y son servidos por bartenders que conocen muy bien su oficio. Un dato: los martes, el propio Tato se pone detrás de la barra.

La carta se divide en influencias geográficas, según las bebidas que usa. Bajo el capítulo Italia, un ejemplo es el Spuma D'Campari, con Tanqueray, Campari, naranja, clara de huevo, syrup, $55. España incluye un genialMitaz Bloody Mitaz Gazpacho (gin, jerez Dry Sack, tomates asados, especias, $60), Inglaterra un Scotch & Soda (Johnnie Walker Red Label, té Earl grey, durazno, $55) y así seguimos con Francia, Polonia y un apartado para tragos criollos (Campero Cóctel, con ginebra Bols, Amargo Obrero, Guindado Porta, $50) y un último para Clericós, versiones de tragos en jarra.

Muchos de estos cócteles usan spirits macerados, almíbares de la casa y salen servidos en distintas cristalerías, incluyendo muchos frascos de conservas. El resultado es tan ecléctico como seductor.

La separación de los tragos por países tiene su lógica dentro de la propiafilosofía del bar: los seres mitológicos en las paredes, el Atlántico del nombre, la estética de tonos trash: se trata del cruce de influencias, la conciencia de Buenos Aires como puerto de entrada, la potencia de la inmigración al mezclarse con lo local.

Para comer, otra sorpresa: en medio del salón, detrás de la barra, se ve una parrilla de los años 40, maravillosa y en acción, de donde salen la gran mayoría de los platos que sirven. Al mando está Pedro Peña, sacando deliciosas tapas como la de molleja con ciruela y repollo ($40) o elindispensable pulpo (de lo mejor que probamos en mucho tiempo, $108). Entre las raciones, pesca parrillera para compartir ($170), pizza con queso de cabra ($80) y corte de ternera a $110.

En suma: Florería arriba, Atlántico abajo. Cruce de mundos y de sabores. 100% actitud. Un bar que la ciudad porteña andaba necesitando.

Florería Atlántico
Arroyo 872
Teléfono: 4313-6093
Lunes a viernes de 18.30 al cierre
Sábados de 20 al cierre.

Rodolfo Reich

¿Te gustó? Compartilo o dejá tu comentario